Sobre altas, camas y declaraciones oportunistas

Publicado en Notas de prensa el 23 de Agosto, 2013, 11:22 por Autonomía Obrera y CGT

Ante las diversas reacciones generadas por la denuncia sobre la falta de camas que realizamos el pasado martes, desde Autonomía Obrera y CGT del Hospital “Puerta del Mar” queremos manifestar públicamente lo que sigue:

1.      Que ambos sindicatos nos ratificamos plenamente en todas y cada una de las cuestiones que hemos denunciado, tanto en lo relativo a la saturación del Servicio de Urgencias, como en lo referente a las altas precipitadas que se produjeron el martes, y que se han demostrado ciertas.

2.      Que, contrariamente a lo que desde la dirección del hospital se ha insinuado, los abajo firmantes no hemos cuestionado en ningún momento la preponderancia ni el carácter básico del juicio clínico como elemento determinante de las decisiones de alta hospitalaria. Muy al contrario, lo que estamos defendiendo, precisamente, es que sea ése, y solamente ése, el único y exclusivo criterio que determine un alta, porque son muchos, muchísimos, los facultativos de nuestro centro que no comparten la desmesurada presión al alta que en algunas unidades de nuestro hospital se vienen sufriendo en los últimos tiempos.

Lo que defendemos, que nadie lo dude, es la prioridad del juicio clínico (médico y enfermero) frente a los erróneos principios de algunos profesionales metidos a gestores de unidades que priorizan en desmesura los datos estadísticos (por ejemplo, las estancias medias) sobre otros valores asistenciales, generando con ello problemas innecesarios a nuestros pacientes y sobrecargando a los Centros de Salud de unos cuidados complementarios para los que en absoluto tienen recursos humanos y técnicos suficientes.

3.      Que ambos sindicatos consideramos totalmente fuera de lugar y absolutamente oportunistas las valoraciones políticas realizadas por los responsables del Partido Popular a raíz de la publicación de nuestra denuncia, ya que este partido no sólo aplica las mismas estrategias de reducción de estancias allí donde gobierna, sino que, incluso está entregando por completo la gestión de los hospitales a empresas privadas cuyos criterios de gestión (empujados por el interés del beneficio económico) resultarán aún más restrictivos que los de cualquier gestor público. Para realizar una crítica hay que tener primero la autoridad política y moral para realizarla y el PP, actualmente y en materia de gestión de la sanidad pública, no dispone en absoluto de ese crédito.

Por esta razón, los abajo firmantes pedimos que no se juegue vergonzosamente a la política con los temas de salud de nuestros ciudadanos/as. La trascendencia fundamental de los servicios públicos de salud para la población no se merece ni la negación sistemática de los errores por parte del partido gobernante de turno, ni la manipulación interesada e hipócrita de los errores por parte del partido opositor correspondiente. Lo que urge, por el contrario, es una valoración muy seria, objetiva y desinteresada de los problemas que el sistema sanitario presenta, donde la voz de los usuarios y los profesionales resulte determinante y que permita alcanzar un compromiso global de toda la sociedad para salvar nuestro modelo de salud público de los defectos mercantilistas y de funcionamiento interno que de forma creciente lo aprisionan.