Ante el último paquete de recortes del P.P.

Publicado en General el 18 de Julio, 2012, 22:11 por Autonomía Obrera y CGT

El pasado sábado, 14 de julio, se publicó en el BOE la última gran agresión antisocial del gobierno estatal del PP dirigido a robarnos hasta 65.000 millones de euros mediante la subida generalizada del IVA y otros impuestos indirectos, la eliminación de la paga extra de navidad para todos los empleados públicos, la reducción de la prestación por desempleo al 50% a partir del sexto mes, la subida del IRPF para profesionales y autónomos, la eliminación del subsidio especial por desempleo para los mayores de 45 años, la reducción brutal de las ayudas a la dependencia, etc.

Se trata, sin duda, del mayor ajuste practicado jamás y constituye la contrapartida obligada por el rescate bancario negociado entre el gobierno del PP y las autoridades económicas europeas. Para garantizar las ganancias de los bancos se nos condena a toda la población a la miseria.

Además de ese inevitable empobrecimiento general, las medidas aprobadas van a significar un gravísimo retroceso de la actividad económica que aumentará la cifra de desempleados, reducirá la capacidad de compra, arruinará a miles de pequeñas empresas y nos hundirá aún más en la dura recesión que ya sufrimos; situación que, con toda seguridad, volverá a ser utilizada como excusa dentro de unos meses para exigirnos nuevos y brutales recortes sociales.

Frente a este insostenible escenario del que ya todos somos víctimas (funcionarios, desempleados, consumidores, dependientes, jóvenes, pensionistas, etc.), desde AO y CGT del Hospital "Puerta del Mar" llamamos a todos los trabajadores y usuarios de nuestro centro a participar activamente en todas las protestas que los sindicatos convoquemos, y de forma muy especial en la manifestación que este jueves, 19 de julio, partirá a las 20,30 de la Plaza Ingeniero la Cierva, frente al Hotel Playa.

En relación a ello, queremos llamar la atención sobre la vergonzosa ausencia que estamos detectando en las movilizaciones diarias de las 11 de aquellos sectores mejor retribuidos del hospital (jefes de servicios, responsables de UGC, cargos intermedios, etc.) y que tan masivamente, sin embargo, se movilizaron en junio contra los recortes (de alcance y dimensiones muy inferiores) del gobierno andaluz; lo que viene a confirmar, sin duda, la clara finalidad política con la que los sindicatos corporativos y derechistas promovían esas protestas.

Finalmente, consideramos imprescindible no confundir las obligadas protestas contra los recortes con la vergonzosa estrategia de boicot asistencial que las direcciones de algunos sindicatos corporativos están promoviendo en base a la aplicación rigurosa de ciertos protocolos, enlentecimiento intencionado de la actividad, incremento de los consumos, o simple dejación de ciertas prácticas (por ejemplo, el registro de datos en las historias). Con esas medidas, queremos dejar claro, no se está luchando contra los recortes, sino que se agrede injustamente a los usuarios y se deteriora de forma innecesaria e inmoral el modelo de asistencia sanitaria pública.

Mientras que las plantillas y las cargas de trabajo lo permitan, debe ser un principio moral irrenunciable de todos cuantos trabajamos en el SAS que los irresponsables recortes de los gobiernos repercutan lo menos posible en nuestros pacientes y usuarios, que deben seguir siendo atendidos con los mayores estándares de calidad, corrección y humanidad que siempre ha caracterizado nuestra prestación de servicios en la  sanidad pública andaluza.