Carta al Vicepresidente y a la Consejera de Salud de la Junta de Andalucía

Publicado en Notas de prensa el 29 de Mayo, 2012, 10:11 por Autonomía Obrera y CGT

Estimados compañeros/as:

En el día de hoy, a través del registro de nuestro hospital, hemos enviado sendos escritos dirigidos al Vicepresidente de la Junta de Andalucía y a la Consejera de Salud. A continuación pasamos a reproducir literalmente el dirigido al Vicepresidente que está redactado en los mismos términos que el dirigido a la Consejera, evidentemente con el cambio en el tratamiento.

A LA ATENCIÓN DEL VICEPRESIDENTE DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA. D. DIEGO VALDERAS SOSA.

Señor Vicepresidente:

Mediante el presente escrito los abajo firmantes, Delegados Sindicales de Autonomía Obrera y CGT del Hospital “Puerta del Mar” de Cádiz, queremos expresarle lo siguiente:

En primer lugar queremos transmitirle nuestro malestar y nuestra disconformidad con el hecho de no haber sido invitados a las reuniones que, con motivo de los inminentes recortes que se van a llevar a cabo en la Consejería de Salud, se han mantenido con los representantes de los sindicatos de mesa sectorial. Consideramos que, tanto el momento social y político en el que estamos inmersos en Andalucía, como el motivo de fondo de estos encuentros, son de la importancia suficiente como para justificar la presencia, sin excepción, en estas reuniones de todos los delegados sindicales con representación en las diferentes Juntas de Personal. Obvia decir que cuantas más voces intervengan en el diálogo más enriquecedor será el mismo y más ideas y posibles soluciones se podrían aportar. En momentos tan difíciles como los actuales, no es prudente ni inteligente excluir a una parte de los agentes sociales por el mero hecho de un simple y absurdo formalismo de cantidad representativa, ya que, todos/as en mayor o menor medida representamos a la clase trabajadora de la función pública andaluza. En estos casos la calidad debe anteponerse a la cantidad.

En segundo lugar, y entrando en el fondo del asunto que nos atañe, queremos que sepa que somos plenamente conscientes de que los recortes previstos por la Junta de Andalucía, en general, y los de la Consejería de Salud, en particular, vienen impuestos por la indigna y repugnante amenaza de intervención de las cuentas de nuestra comunidad por el gobierno del estado español si no se cumplen los mandatos que a su vez le imponen a estos sus “jefes”: los ya tristemente famosos “mercados” y que no son otros que los salvajes neoliberales y capitalistas que no dudan en oprimir a los pueblos con tal de vivir en la opulencia. Como dato/ejemplo contundente y clarificador de lo que decimos y para disipar cualquier duda de utilización de tópicos obsoletos (así califican los fascistas y neoliberales las verdades del pueblo llano) decir que en 2011 se vendieron 2.456 coches de la gama más alta (de a partir de 65.000 a 70.000 euros) lo que supone un salto de hasta el 83%, según los datos que ha hecho público Anfac (Asociación española de fabricantes de automóviles y camiones).

Ante esta injusta situación, lo que nos pide el cuerpo es pedirle al gobierno andaluz, del cual usted forma parte, que se declare insumiso institucional y se niegue a aplicar los recortes impuestos por la derecha torticera que nos gobierna desde el congreso, pero seríamos unos ilusos si así lo hiciéramos puesto que sabemos que, de forma inmediata y con una hemorragia de satisfacción, intervendrían nuestra comunidad dejando en pocos días Andalucía como han dejado el resto de comunidades que gobiernan (con toda la sanidad y la educación privatizada, despidos masivos de trabajadores/as públicos, etc.) y con una deuda pública más alta aun que la nuestra.

Por último, pero lo más importante, queremos que tenga muy claro que, aun manteniendo todo lo anterior, estamos radicalmente en contra de la forma en que su gobierno va a aplicar los recortes en la Junta de Andalucía y más concretamente en la Consejería de Salud. Por los pocos datos oficiales de los que disponemos, ya que ustedes no se han dignado a aportarnos ninguno, las medidas que piensan adoptar, en particular las referentes a las retribuciones y derechos de los funcionarios públicos, nos parecen salvajes, injustas, innecesarias y poco o nada meditadas ni consensuadas con los agentes sociales, entre los cuales nos encontramos.

Señor Vicepresidente, ningún trabajador/a público aun siendo consciente de la situación actual puede entender que ustedes adopten las medidas que han comunicado a los sindicatos de mesa sectorial (y que, por cierto, algunos no han dudado en utilizar de forma sesgada, interesada y partidista), medidas entre las que se encuentran: un recorte importante de la nómina y las pagas extras, la reducción salvaje de la jornada y salario del personal interino, el aumento de jornada laboral por menos dinero, etc., mientras ustedes ni siquiera se han planteado eliminar de raíz las ingentes e indecentes cantidades de dinero que se gastan en concepto de productividad de puestos base, de cargos intermedios y de cargos directivos.

Estamos absolutamente convencidos, y si no es así demuéstrenos lo contrario,  que eliminando este injusto concepto (que desde su creación hace varios años con la firma y el apoyo incondicional de todos los sindicatos de mesa sectorial, solo ha servido: en lo retributivo, para agravar las diferencias salariales entre trabajadores, generando desánimo y desmotivación; en lo asistencial, para favorecer la reducción de costes y obligarnos a todas/os a dedicar cada vez menos tiempo a los enfermos y más al registro burocrático (y ficticio muchas veces) de parámetros catalogados como objetivos; y, en lo laboral, para potenciar la sumisión a los jefes y la marginación de los "díscolos" que prefieren la atención digna a los pacientes sobre las diligencias burocráticas, las disminuciones forzosas de estancias o la reducción de las indicaciones), podrían ustedes perfectamente, junto al reajuste de algunas consejerías que actualmente tienen muy poca carga de trabajo y la eliminación fulminante de otros organismos inútiles como por ejemplo la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, conseguir llevar a cabo el recorte impuesto sin tener que recortar personal ni tocar las nóminas de los funcionarios públicos. Y si nos demuestra que lo que mantenemos no es suficiente, al menos el impacto para el trabajador/a público no sería tan salvaje como lo es ahora.

Pero claro, ni nosotros somos tontos ni los trabajadores/as tampoco y sabemos perfectamente cuál es el motivo por el que no se han planteado la eliminación de esta partida de dinero. Señor Vicepresidente, el motivo tiene un nombre, para ser más exactos varios nombres: “Los que se reparten el trozo gordo del pastel” que paradójicamente, dentro de la clase trabajadora, son las clases más pudientes, económicamente solventes y con mayor poder adquisitivo. Y como muestra un botón. En nuestro hospital en lo referente a la productividad del año 2009 (pagada en 2010) estos son los datos:

·        Total repartido en concepto de productividad: 6.600.400,22 euros entre 3048 trabajadores/as.

·        Entre los 513 que más cobraron se repartieron la mitad de la productividad (3.301.518,03 euros), la otra mitad se repartió entre 2.535 trabajadores.

·        Entre los 101 que más cobraron, se repartieron un millón de euros (1.004.263,39)

·        Cobraron menos de 1000 euros 1224 trabajadores y menos de 500 euros 544 trabajadores.

Como podrá observar el señor Vicepresidente los datos son tan aplastantes como indignantes. Si estos datos los extrapolamos a toda la comunidad las cifras y las injusticias son escandalosas.

Por todo lo expuesto, le solicitamos y/o proponemos:

1.- Que olvide las medidas de recorte previstas hasta ahora y se replantee lo expuesto en nuestro escrito, que resumimos en: desaparición total del concepto de productividad, reajuste de consejerías con menos carga de trabajo, desaparición de organismos ineficientes (p.ej. la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía) y no tocar el resto de conceptos retributivos ni derechos reconocidos de los funcionarios públicos.

2.- Que antes de tomar ninguna decisión definitiva en forma de decreto, técnica política que debe dejar para los partidos de ultraderecha que gobiernan con mayoría absoluta, consulte, dialogue, negocie y consensue con los agentes sociales.

3.- Que tengan la decencia política y democrática de invitarnos a todas aquellas mesas donde sean convocados los sindicatos de mesa sectorial para tratar de este asunto.

4.- Que tenga en cuenta nuestras consideraciones y propuestas, puesto que, nuestra única intención es la de colaborar con este gobierno, siempre y cuando ponga en práctica verdaderas políticas de izquierda, y defender a capa y espada los servicios públicos, en general, y la sanidad pública en particular, de lo contrario nos tendrá enfrente, a nosotros y a toda la ciudadanía andaluza. Es esto último, la defensa de lo público, lo que su gobierno y su partido debe defender y proteger a toda costa, les cueste lo que les cueste, puesto que esto es lo que los hará diferentes de la ultraderecha que en el estado español nos gobierna y a los que los Andaluces les hemos dicho ¡NO!, de lo contrario serán ustedes iguales o peores que ellos.

En Cádiz a 29 de mayo de 2012

 

Delegados Sindicales de Autonomía Obrera y CGT

Hospital “Puerta del Mar” de Cádiz