Huelga General 29M. Manifiesto y Cartel

Publicado en General el 22 de Marzo, 2012, 20:00 por Autonomía Obrera y CGT

CONTRA LOS RECORTES, LA REFORMA LABORAL Y EL PACTO SOCIAL

POR UNA HUELGA GENERAL CONSTRUIDA DESDE ABAJO

POR UN PROGRAMA DE LUCHA CONTINUADO EN EL TIEMPO

UNIDAD, PERO PARA LUCHAR

 

Estamos en guerra. Una guerra social en la que sólo una parte parece consciente de su presencia como contendiente: la patronal y el gran capital. 

 

NOS ESTÁN ROBANDO

 

Mientras los gobiernos han regalado 80.000 millones a la banca y concedido 300.000 millones más como avales de difícil cobro, convirtiendo la deuda privada de los bancos en deuda pública, sobre l@s trabajador@s recae el 80% de los ingresos fiscales y se estima que el fraude fiscal anual de las rentas altas es de 70.000 millones de euros. La deuda pública y el déficit son utilizados como excusa para justificar una contraofensiva neoliberal plagada de recortes sociales (pensiones, sanidad, educación, dependencia, políticas de igualdad), recortes salariales, facilidades para el despido y precarización del empleo.

 

La reforma laboral y de negociación colectiva, aprobada por decreto por el gobierno de Rajoy, es un nuevo y agresivo ataque. Da mucho más poder y capacidad de decisión al empresario y debilita a l@s trabajador@s. La reforma:

·      Facilita y abarata el despido. Supone un retroceso sustancial, al ampliar las causas para que un despido sea considerado procedente. Rebaja la indemnización por despido improcedente, elimina los salarios de tramitación, habilita el despido objetivo en el sector público y elimina la autorización administrativa en los EREs.

·      Debilita el derecho a la negociación colectiva. Si un convenio colectivo no se renueva en dos años, desaparece. Se da prioridad absoluta al convenio de empresa respecto al convenio sectorial y se facilita que las empresas no apliquen los convenios.

·      Aumenta la flexibilidad laboral al gusto de la empresa. Se facilitan la movilidad funcional, la movilidad geográfica y la modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

·      Se precariza la contratación. Además de seguir subvencionando a las empresas, la reforma crea nuevos tipos de contrato precarios, con despido gratuito en el primer año, y modifica el contrato a tiempo parcial para aumentar su flexibilidad.

·      Golpea doblemente a las mujeres. Todas estas medidas tienen especial repercusión en los colectivos que, como las mujeres, están en peor situación de partida a todos los niveles laborales y sociales. Además, los recortes sociales vuelven a situarnos a las mujeres como sustitutas de un Estado que hace dejación de funciones en el cuidado de las personas.

 

NO HAY NADA QUE NEGOCIAR

 

Esta reforma viene precedida de otras reformas y recortes que han ido preparando el terreno. El acuerdo firmado por UGT y CCOO para recortar las pensiones y retrasar la edad de jubilación a los 67 años, la reforma laboral del 2010, la de negociación colectiva del 2011, las medidas adoptadas contra el sector público o el acuerdo firmado a finales de enero con la CEOE, en el que dichos sindicatos aceptan que los salarios pierdan poder adquisitivo y que aumente la flexibilidad laboral, son buen ejemplo de ello. Nuestras organizaciones no aceptan que tamaña claudicación sea ineludible. Rechazamos la concertación porque frenar la movilización para “corregir” aspectos parciales de los ataques, en un contexto en el que los márgenes no pueden ser más estrechos,  acaba legitimando dichos ataques y nos deja vendid@s ante la siguiente embestida. Sólo hay que pensar en la errónea gestión de la poshuelga del 29S, dos pactos sociales, el pensionazo, un 20% más de desempleo, la desmovilización, el sentimiento de derrota... Todo ello ha generado un escenario que hace mucho más difícil la siguiente huelga o movilización.

POR UN PROGRAMA DE LUCHA CONTINUADO EN EL TIEMPO.

CONSTRUIR EL CONFLICTO SOCIAL DESDE ABAJO.

 

En esta guerra social el único camino que nos queda es tomar conciencia de nuestra fuerza como mayoría social. Buscar la paz social unilateralmente es un suicidio. Su violencia se hace patente cada día, en cada despido, cada cierre de una cama de hospital, cada impago, cada aumento de ratio en una escuela, cada minuto y segundo de miedo de un/a trabajador/a a perder su empleo. La Huelga General no debe ser un día aislado, debe ser el comienzo de un proceso de removilización social, con más huelgas, más apoyo social, más unidad, más combatividad, más participación; para recuperar la ilusión, la unidad, la credibilidad trabajemos desde ya un plan continuado de removilización social y sindical porque esa es la única garantía de la unidad en la lucha necesaria como para conseguir victorias, recuperar la dignidad y conjurar el miedo.

 

La Huelga General del 29 de marzo tiene que salir y sentar las bases de un proceso de movilización en aumento. Para ello, construyamos asambleas, comités de huelga unitarios intersindicales y sociales, de abajo a arriba allá donde podamos: centros de trabajo, de estudio, barrios... Los piquetes van a ser fundamentales.

 

ORGANIZAR LA RESISTENCIA PARA PASAR AL CONTRAATAQUE

SINDICATOS:
Autonomía Obrera, Confederación General del Trabajo (CGT), Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores en Andalucía (Ustea-Stes)