Información al personal de cocina del Hospital "Puerta del Mar"

Publicado en Boletines informativos el 30 de Abril, 2010, 13:50 por Autonomía Obrera y CGT

SOBRE DOBLAJES, PERMISOS Y NUEVO SISTEMA DE REPARTO Y RECOGIDA

1. DOBLAJES.- Una de las mayores lacras históricas de nuestro servicio de cocina han sido, sin duda,  los “doblajes”, promovidos por los Cargos Intermedios para resolver sus necesidades de personal y asumido con vergonzoso ahínco por una cierta parte de la plantilla (que ha llegado a cogerse meses enteros de vacaciones a cambio del pago por los servicios prestados en esta materia).

Pero los doblajes, como todo el mundo sabe, conllevan el gravísimo perjuicio de promover el paro entre los compañeros de la Bolsa de contratación, que no son llamados a trabajar porque una parte del resto de la plantilla nos ofrecemos a cubrir sus puestos a cambio de libranzas en otras fechas. Y esa negativa consecuencia ha sido así siempre y lo es, por supuesto, también ahora. Éticamente la realización de doblajes resulta inadmisible en cualquier momento y sean cuales sean las supuestas razones individuales en que cada uno/a se base para realizarlos. Por esa razón, y ante el alarmante aumento de los mismos en las últimas semanas, desde Autonomía Obrera pedimos a todos los trabajadores del Servicio de Cocina (fijos y contratados) que no admitan ni se ofrezcan a realizar ningún doblaje. Si de verdad queremos entre todos/as comenzar (con enormes dificultades) un nuevo periodo en el Servicio de Cocina, es obvio que no podemos hacerlo repitiendo de forma masiva los errores de la etapa anterior, y los doblajes son, sin duda, uno de los más inaceptables.

El asunto ya ha sido puesto en conocimiento de la dirección del hospital y esperamos que se corrija. 

2. PERMISOS POR ENFERMEDAD.- Y hablando de errores históricos, otro de los que más hemos padecido durante los últimos años (aunque no todo el mundo lo sufría por igual) es la exigencia que sistemáticamente se hacía a quienes pedían un permiso por enfermedad de presentar un certificado que acreditase que el familiar no había sido ingresado con anterioridad por el mismo “proceso patológico”. Pues bien, en relación a esta errónea petición que ha vuelto a reclamarse insistentemente, desde Autonomía Obrera queremos recordar a todo el personal lo que sigue:

          Que ningún Cargo Intermedio ni ningún trabajador/a puede ni debe pedir o facilitar información alguna sobre las circunstancias de ingreso de un familiar. Hacerlo puede suponer un grave delito contra el derecho a la privacidad de los pacientes.

          Que ningún servicio sanitario del SAS está autorizada para expedir un certificado como el que continuamente se nos pide a los Pinches, de ahí que la respuesta que obtenemos del personal administrativo o médico cuando lo pedimos es siempre negativa.

          Y, por último, que el único requisito que la norma establece para justificar un permiso por enfermedad es el “justificante de ingreso hospitalario”, por lo que reclamar cualquier otro documento asistencial está totalmente fuera de lugar.  

En consecuencia, recordamos a todo el personal que el único documento asistencial que deben entregar cada vez que soliciten un permiso por enfermedad de familiar es el citado “justificante de ingreso hospitalario”, que los cargos intermedios deben recoger obligatoriamente.

Como en el caso de los doblajes, también de este asunto ha sido informada la dirección del hospital y esperamos que muy pronto se dicten las oportunas instrucciones correctoras.

3. REUNIÓN COMISION TECNICA COCINA.- El pasado lunes, día 26 de abril, tuvo lugar la tercera reunión de la Mesa Técnica de Cocina para el seguimiento del nuevo procedimiento de reparto y recogida de bandejas, a la que acudió la dirección, los responsables de Hostelería y los sindicatos del hospital. Durante el encuentro se destacaron los grandes avances que el nuevo sistema había supuesto en cuanto al número de bandejas que quedan finalmente en las habitaciones, que se ha reducido en más de un 50% respecto a las que quedaban antes de su puesta en marcha. También se destacó el enorme beneficio que supone el que, por fin, los pacientes estén empezando a comer caliente, gracias al reparto inmediato y conjunto de las bandejas. Y se llamó la atención, por último, sobre el lento pero progresivo descenso del número de bandejas que se piden de forma indebida, y que antes de la puesta en marcha del nuevo sistema representaba entre unas 100 ó 120 bandejas en el almuerzo y otras tantas en cada cena, con la consiguiente sobrecarga de trabajo injustificado para todo el personal del Servicio de Cocina.

En el capítulo de errores se señalaron los importantes incumplimientos del procedimiento que se venían produciendo en algunas unidades concretas, donde se sigue sin repartir de forma inmediata, se tarda en distribuir las bandejas o se retienen (con diferentes excusas) comidas indebidamente pedidas. También se siguen detectando errores en el funcionamiento del Personal Pinche, donde algunos trabajadores/as siguen sin realizar conjuntamente los repartos, tiran de los carros en la recogida sin constatar si quedan bandejas en las habitaciones o no realizan las anotaciones necesarias en el documento de registro.

Tras el análisis general de la situación, desde la Subgerencia se reiteró el pleno apoyo de la dirección al nuevo modelo; así mismo, se anunció la celebración de un encuentro con todas las Supervisiones para tratar de nuevo este asunto y a la que acudiría personalmente el Subdirector Gerente; por último se insistió en la necesidad de retomar los controles de los procesos de reparto y recogida tanto por las Gobernantas, como por la propia dirección del hospital, no para “vigilar” con mentalidad sancionadora, sino para detectar y corregir errores, de modo que el nuevo sistema se logre aplicar adecuadamente lo antes posible. 

Desde Autonomía Obrera aprovechamos este escrito para trasladar nuestro agradecimiento a todos aquellos compañeros/as que han apoyado la puesta en marcha de este nuevo procedimiento, y cuyas ventajas para pacientes y trabajadores resultan indiscutibles. Igualmente, recordamos a todo el personal Pinche la enorme importancia que tiene el seguir mejorando los procedimientos de recogida, de tal modo que cada turno recoja antes de su hora de salida la mayor cantidad posible de bandejas repartidas. Sólo limitando al mínimo las bandejas que queden para el turno siguiente podremos lograr reducir o, incluso, quitar el turno de 4 a 11 de la noche (que es, no lo olvidemos, el principal objetivo laboral del nuevo sistema de reparto y recogida de bandejas). En este sentido, es preciso que todo el personal de los turnos normales (8 a 15 y 15 a 22) hagamos un especial esfuerzo por realizar nuestro trabajo de la mejor manera posible y procurando siempre descargar de tareas a los compañeros/as que vendrán después. Es verdad que algunos de los problemas que en general tiene nuestro servicio podrían resolverse con mayores contrataciones, pero también lo es que otros muchos (por no decir la mayoría) encontrarían una solución inmediata si todos/as lográramos trabajar con un poco más de solidaridad, apoyo y comprensión entre nosotros mismos.